casa o soutiño parte 4

Han comenzado las obras en la finca, y tal como se comentó en o soutiño parte 3 utilizamos el castaño y el muro existente en la parte superior como referencia para replantear la posición de la casa tanto en planta como en altura. En esta parte veremos cómo se construye los muros de piedra que servirán de base para montar la vivienda.

comienzan las obras, replanteo

Se elimina la capa de tierra vegetal hasta llegar a la roca del terreno. La casa se va a pegar prácticamente al muro de referencia, y el nivel del suelo del porche estará a la altura de la cara superior del muro. El nivel de la casa queda unos centímetros más elevado que el propio terreno, por lo que se accederá desde una pequeña rampa. Una de las razones por lo que se hace esto es para ganar la máxima altura para tener unas vistas limpias desde el dormitorio principal. Hay otra razón muy importante que se explicara en la siguiente parte.

se prepara el terreno

Después de realizar una zapata perimetral, aquí se ve como se prepara la base del terreno para el apoyo en los bordes de los muros de piedra, además se deja la superficie preparada para poder colocar varios elementos que serán importantes a la hora de que la casa participe en el ciclo ecológico de la finca.

muros de piedra, integración

Como se comentó anteriormente, en la finca se encuentra un gran número de piedras pertenecientes a la antigua casa que había en el terreno. Son estas las piedras que se utilizan para construir los muros de apoyo de la casa. Esto va a reforzar la visión de conjunto de la casa con su entorno, pues como ya se ha visto, existen otros muros hechos con la misma piedra, que se han arreglado para acceder a pié a través de ellos. Al fondo se puede observar el magnífico castaño que tendrá un gran protagonismo desde el salón.

En esta imagen vemos los muros de piedra terminados, ahora falta rematar la parte superior de estos con un zuncho de hormigón y unas placas metálicas sobre las que se posara directamente la casa. Los muros se asientan entre los árboles y vemos al fondo las vistas tan naturales, abiertas y espectaculares de las que se podrá disfrutar dentro de poco desde el dormitorio principal.

así lo imaginamos

Este montaje fotográfico es una  aproximación a como se asentara la casa sobre los muros y entre los árboles para disfrutar al máximo de la cercanía de la naturaleza y de la amplitud del valle. Desde el porche y el ventanal del salón tendremos en primer plano el castaño que está a la espalda. La fachada longitudinal está en estos momentos en sombra, pero al tener una orientación casi sur, le da el sol desde la mañana hasta el final de la tarde. Desde las ventanas de cocina y dormitorios se verá entre los arboles un nuevo elemento que llenará de vida la parcela, y que formará parte del funcionamiento diario de la casa, del que hablaremos más adelante.

En la próxima parte mostraremos como se empieza a fabricar en taller las primeras piezas de la estructura de la casa, trabajando con un centro de mecanizado de madera. Continuara…